Introducción del Presidente

19.05.2018

PROGRAMA DE LA PRESIDENCIA

 

Principios de la cultura jurídica europea.

La comunidad de abogados europeos y la FBE afirman y respaldan la cultura de la paz, de la libertad, de la igualdad, del firme respeto de los derechos del hombre, del progreso de la civilización, del estado de derecho, de la democracia, del reciproco respeto por la diversidad y de la peculiaridad.

La cultura jurídica europea es al mismo tiempo una herencia y una prospectiva para la comunidad intelectual, de la cual forma parte la abogacía aquí reunida.

 

Visión corporativa y sinergia FBE – CCBE

La Federación de Colegios de Abogados Europeos está abierta a todos los Colegios de Abogados (locales, regionales, nacionales) pertenecientes a un Estado miembro del Consejo de Europa (47).

Hay un dato a destacar y es el constante crecimiento de la labor que lleva a cabo la FBE en la que los abogados representados son ya más de un millón.

La FBE es por tanto una federación con un origen corporativista y comparte esta naturaleza con la CCBE, la cual reúne los Consejos Nacionales de la Abogacía Europeos y tiene, come base demográfica, la Unión Europea y el espacio económico europeo.

La prospectiva corporativa de la FBE y de la CCBE las convierte en instituciones generales y no sectoriales de la abogacía europea.

Esta premisa sirve para valorizar el esfuerzo por reforzar la sinergia de la abogacía institucional europea (FBE – CCBE).

Este fue un principio instaurado en el momento en que se creó la candidatura para la segunda vicepresidencia y a día de hoy el esfuerzo se reafirma, dando fe de los progresos de ambas instituciones anteriormente citadas.

En enero de 2017 y enero de 2018 la Presidencia de la FBE y de la CCBE se han reunido de manera libre y voluntaria para fortalecer una recíproca coordinación.

En 2019 los congresos de la FBE y de la CCBE (o mejor dicho el congreso de la FBE y CCBE) tendrán lugar conjuntamente en Lisboa, Portugal, y la jornada de estudio concerniente a la “self-regulation” será única y conjunta.

La sinergia se convertirá en algo mayormente tangible.

 

Autonomía de los abogados. Independencia de los juicios. 

Recientemente la FBE ha sido llamada a defender la autonomía de la abogacía y la independencia de la magistratura también en el ámbito europeo. La FBE se ha empeñado en primera línea para reafirmar y persuadir que tales principios constituyen los fundamentos ineludibles para cualquier fuerza política, con el fin de preservar el asentamiento democrático y la cercanía de los pueblos a sus respectivos Estados. 

Estamos trabajando para un Estatuto Europeo de la Abogacía y para apoyar la afirmación de rango constitucional de los antedichos principios.

 

Trabajo y organización de las comisiones.

La FBE se expresa concretamente a través del trabajo de las comisiones, las cuales consiguen obtener resultados apreciables y compartidos.

La reunión de los Presidentes de las Comisiones con la Presidencia de la FBE y la conclusión de los Presidentes de las Comisiones en el transcurso de la Asamblea General representan los momentos del coordinación y de intercambio reciproco.

El buen trabajo de las comisiones está condicionado por la continuidad y efectividad de la presencia de los Colegios y de los abogados que a nivel individual forman parte de dichas comisiones.

Parece indispensable una obra continuada de “mantenimiento” a cargo de los respectivos presidentes.

Será un deber de esta presidencia solicitar la adecuación de las comisiones a esta específica finalidad.

 

Formación

La cultura jurídica actual no puede ser más que internacional, y hay que conseguir que sea accesible a un mayor número de compañeros.

Se subraya la importancia de exportar los contenidos examinados y debatidos durante los congresos también en la sede local, para conseguir dar una mayor difusión de esta cultura.

La FBE ha participado recientemente en diversos eventos formativos organizados a nivel local por los Colegios miembros para estudiar y difundir el conocimiento del Derecho de otros Estados o internacional, relacionados con argumentos de fondo.

Este compromiso será reforzado y se apoyaran a todos los colegios con el fin que organicen simposios o jornadas de estudio en las cuales los argumentos sean examinados también en el ámbito internacional.

La Presidencia de la FBE colaborará para facilitar la participación de ponentes extranjeros.

 

Concluyendo, quisiera recitar un decálogo al cual la FBE se atiene y aspira.

 

  • Compartición de los principios fundadores de la cultura jurídica europea.
  • Sinergia con la CCBE.
  • Compartición de los compromisos de la Presidencia de la FBE con los Presidentes de las Comisiones.
  • Apoyo a los Colegios que se han adherido recientemente, con la finalidad de que puedan expresar desde un inicio su máxima aportación.
  • Apoyo a la formación internacional en los diferentes Colegios.

Hay que valorizar el pensamiento jurídico europeo según los principios fundadores y con el respeto por la peculiaridad. 

Como el concepto de federación impone.

Os agradezco y doy gracias a los Presidentes de la FBE que me han precedido, porque nos han hecho entrega de una Federación vital, bien organizada y con marcado sentido de pertenencia.

Buen trabajo a todos.  

 

Michele Lucherini

Presidente de la Federación de Colegios de Abogados de Europa